De pronto me dolía mucho…

Hace tiempo cuando comencé a entrenar, preparandome para mi primera carrera de ultradistancia (50k Cañon de Mariposas) me ocurrió algo curioso al cambiar de tenis para correr. Ya había logrado entrenar 5 días a la semana por 6 semanas y aún lo hacía con mis viejos y confiables tenis Ascics que aprendí a amar cuando jugaba Volley-Ball, hace muchos años cuando eran los tenis con la mejor suela y además eran super baratos. Ya estaban rotos, tenía más de 2 años con ellos y decidí ir a buscar algo más moderno.

En el outlet de innova sport de Humberto Lobo me encontré con una marca que era poco familiar para mi. Me la habían recomendado y yo había leído muy buenas cosas de ella en Internet, la marca es Newton (también el nombre me gustó) me los medí y me gustaron, nunca había pisado algo tan suave. Comencé a usarlos para caminar por una semana antes de correr con ellos.

Llego el momento de correr con mis Newton y me fue bien, seguí entrenando como lo había venido haciendo, ya faltaba poco para la carrera y de pronto comencé a sentir que mi chamorro se iba tensando cada vez más hasta que ya no podía correr, ni caminar.

Pensé que había entrenado de más, descanse una semana y trate de correr 5k con mis tenis nuevos otra vez y al kilómetro 2 ya no podía más. Volví a reposar y para esas fechas llegaron mis tenis nuevos para trail, unos adidas Terrex que tenían una suela similar a la de los ascics. Los estrené con 20 kilómetros de asfalto y nada de dolor. Para la siguiente semana ya pude correr sin dolor con mis Newton, pero en distancias largas sentía la tensión en el chamorro de mi pierna izquierda. Logré llevarlos hasta 30k dos veces antes de la carrera.

En ese entonces no logré descifrar porque me pasó eso y no volví a sentirlo hasta el año pasado cuando comencé a correr en huaraches Tarahumara. Pregunté a mis compañeros del equipo Kamargs que ya tenían mucha más experiencia corriendo en huaraches y la respuesta fue rápida y concisa : “si, es normal. Eso siempre pasa cuando cambias a calzado con menos Drop”.

Si, así de fácil. La diferencia entre la altura de tu calzado afecta a los músculos de los chamorros. Les exige más elongación cuando esa diferencia de altura entre el area de los metatarsos y el talón es menor.

O esperas la adaptación o cambias los tenis. Yo me aguante sin querer…

Si acostumbras usar zapatos o zapatillas con tacon alto seguramente los músculos de tu chamorro son más cortos que si no usaras esos taconsotes.

Autor: UAFS

Climbing, Trail running machine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s